24.12.13

La Dominguera: Especial Navidad 2013.

Reconozco que esta viñeta pueda requerir explicación por parte de algunos de mis lectores, así que la adelanto. Hace referencia a una manía mía personal. No soporto cuando en un belén el niño Jesús es cinco o seis veces más grande que el resto de las figuras. Esto pasa en muchos belenes caseros pero incluso también en belenes municipales de esos que cuestan una pasta gansa. ¿Tan difícil es encontrar un bebé del tamaño adecuado? ¿Soy el único al que le dan mal rollo los Jesusitos hipertróficos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario